Cómo prevenir un virus informático

Cómo prevenir un virus informático

Puntúa este artículo 😉
[Total: 1 Average: 5]

virus informatico

Si eres usuario habitual de ordenador y de internet, es importante que sepas como evitar que se cuelen virus en tu pc ya que los virus son responsables de más de la mitad de los problemas que afectan a nuestros sistemas.  En este artículo pretendo darte unos consejos para que puedas reducir la entrada de virus al máximo.

Entre los efectos indeseables que la infección por un virus informático pueden provocar están los reinicios inesperados, la lentitud del ordenador, un mal funcionamiento de Internet, la aparición de publicidad no deseada, la pérdida de datos o el robo de información confidencial, etc…

Aunque comúnmente los llamamos virus, hoy en día se prefiere el término malware para englobar a todos esos “pequeños programas” que hacen daño a nuestro ordenador de una u otra forma y que normalmente aprovechan vulnerabilidades de nuestro sistema para realizar sus acciones perniciosas.

En un principio se solía hacer la distinción entre virus y troyanos, pero hoy por hoy hay ya tantos tipos de malware distintos que incluso a los informáticos nos cuesta trabajo clasificarlos y distinguirlos. Aquí no vamos a entrar al detalle en las profundidades de esta clasificación pero sí vamos a mencionar algunos de ellos para que te hagas una idea de en qué consisten y qué es lo que hacen:

Virus: es un programa que realiza una acción perjudicial para el ordenador (habitualmente infectar otros programas) cuando se dan una serie de circunstancias que incluyen siempre la participación del usuario (por ejemplo, ejecutar un programa como word o excel).

Gusano: Infecta otros programas a través de una red o Internet, pero no necesita la acción del usuario para ello. Su objetivo es duplicarse de un programa a otro.

Backdoor: Son programas que permiten a un hacker tomar el control de la computadora infectada.

Rootkits: Se llama así al tipo de malware que utiliza técnicas para ocultarse, llegando a cambiar elementos del propio sistema operativo para este fin.

Troyano:  Es una combinación de los dos anteriores, es decir son programas que utililzan técnicas de ocultación y que tienen como objeto que el hacker pueda tomar el control del ordenador.

Spyware: Son programas que recopilan información del usuario, en base a las páginas que visitan para posteriormente enviar esta información a empresas malintencionadas que hacen uso de las mismas (pej para enviar publicidad no deseada)

Adware:  Es un tipo de malware que muestra publicidad no deseada en nuestro ordenador, muy frecuentemente abriendo ventanas emergentes en el navegador o en nuestro sistema sin ninguna acción por parte del usuario.

Hijackers: son programas que cambian la configuración de nuestro navegador, haciendo que se abran pestañas que apuntan a páginas no solicitadas o cambiando nuestra página de inicio habitual.

Ramsonware: También llamados secuestradores, son programas que pretenden extorsionar al usuario, pidiéndole que ingrese una cantidad en una cuenta bancaria a cambio de liberar su ordenador o incluso como multa por haber visitado ciertas páginas. Por supuesto que la víctima en caso de que pague jamás ve liberado su ordenador de nada.

Phishing: Son programas que simulan ser páginas que no son (por ejemplo la de una entidad bancaria). Cuando el usuario introduce sus claves, estas son enviadas a alguien para previsiblemente hacer un mal uso de ellas.

Llegados a este punto ya tenemos claro que hay una gran cantidad de software malintencionado y de muy distinta naturaleza, que amenaza nuestro ordenador y nuestra privacidad, pero ¿qué podemos hacer para evitar que todo este tipo de malware nos infecte?

A continuación vamos a darte unas claves muy sencillas para minimizar los riesgos de infección por este tipo de programas.

Ten siempre instalado y actualizado un antivirus

No es necesario que sea un antivirus de pago, hay muchas opciones gratuitas, pero sí es importante que sea medianamente conocido, pues hay malware que se hace pasar por antivirus. Por citar solo algunos de los mejores antivirus: Avast, Kaspersky, AVG, Norton, Mac Afee, Bitdefender o Avira; marcas todas de reconocido prestigio en las que puedes confiar plenamente.

Es importante que no instales dos antivirus en el sistema, pues es algo que te dará muchísimos problemas. Sí puedes tener no obstante un antivirus y un antitroyano, pues no suelen interferir entre sí.

Pasa regularmente algún tipo de antitroyano.

Un antivirus no suele ser suficiente para eliminar el malware, por lo que se hace imprescindible pasar también al menos un buen antitroyano como complemento al antivirus que debes tener instalado. Este antitroyano debes pasarlo de vez en cuando (pej semanalmente) o cuando sospeches que has visitado páginas que hayan podido infectar tu ordenador. Algunos antitroyanos de prestigio son: Malware Antimalware y Spybot Search and Destroy

No abras correos sospechosos.

Incluso cuando el correo sea de algún amigo o conocido, evita abrirlo si te resulta sospechoso, en especial si apela a su curiosidad invitándote a ver alguna foto o video y si para ello usa un texto con solo unas pocas palabras. Si cometes el error de abrirlo, al menos intenta no pulsar enlaces o descargar los archivos adjuntos que puedan venir con el correo.

Jamás proporciones usuario y contraseña si te la solicitan por correo.

Ninguna empresa medianamente  importante (pej su banco) te pedirá este tipo de datos a través de correo, por tanto debes estar completamente seguro de que lo que pretenden es robarte tu cuenta.  Lo mismo es aplicable a los pagos. Nunca realices un pago a petición de ningún correo o mensaje.

Toma medidas si notas algo extraño en tu sistema.

En especial si tras ingresar tu usuario y contraseña en algún lugar especialmente delicado (como un banco) ves que el sistema no te da acceso, parpadea o se bloquea, informa a tu entidad sobre este suceso.

Evita instalar programas de softonic y sitios similares.

Aunque softonic parece un lugar bastante serio en apariencia, la realidad es que es uno de los principales focos de instalación de programas no deseados.  Si de todas formas necesitas instalar algún programa de estos sitios, no olvides desmarcar ciertas casillas para que no te inunden de barras de navegación y programas espúreos

Evita hacer clic en la publicidad emergente.

Cuando te salga publicidad emergente (popups) en algún sitio, evita hacer clic en ella, pues muy a menudo te instalan malware sin que lo sepas. Puede ser muy útil que instales algún complemento en tu navegador (como AdBlock) para evitar este tipo de publicidad.

No ejecutar ciertas extensiones. (exe, vbs)

Cuando descargues algún programa y lo vayas a ejecutar (abrir), asegúrate de que la extensión del archivo no sea ni exe ni vbs, ya que son dos focos habituales de entrada de malware. Las extensiones son las tres letras que siguen a cada nombre de programa. Por defecto están deshabilitadas, pero puedes habilitarlas fácilmente.

Mantén actualizado tu sistema operativo y tu navegador

Muchas de las actualizaciones están pensadas para solucionar problemas de seguridad, por tanto es muy conveniente proceder a estas actualizaciones cuando el sistema lo recomiende.

Si sigues los consejos anteriores reducirás en un alto porcentaje el contagio de malware, no obstante, la seguridad total de un sistema conectado a red es imposible y es por eso que mi último consejo es que hagas regularmente copias de seguridad de los datos de tu disco duro, de esta forma si algo sale mal, tendrás siempre un punto de partida.

Cómo prevenir un virus informático reviewed on 9 mayo, 2015 by rated 4.6 of 5