¿Cuándo debo formatear mi disco duro?

¿Cuándo debo formatear mi disco duro?

Cuando el ordenador empieza a dar señales extrañas, comienzas a buscar soluciones de cualquier fuente, el internet o incluso ese amigo que sabe mucho de tecnología que todos tenemos cerca. Usualmente una de las soluciones más comunes es “debes formatear tu disco duro”, este es un proceso que puede solucionar inmediatamente, algunas veces,  pero antes de estancarte únicamente en esa opción, es importante que eches un vistazo a soluciones más prácticas y sencillas. Hay problemas informáticos que no requieren del “formateo” para solventarlos.

 

¿CUÁNDO NO DEBO FORMATEAR? 

Hay diversos problemas que pueden alterar el buen rendimiento de tu PC, desde insuficiencia de espacio en el disco, lentitud al abrir archivos hasta la presencia de algún malware o troyano. Para estos inconvenientes no es necesario recurrir al formateo del disco como única opción, asegúrate de:

Hacer una revisión con tu antivirus para asegurarte de que no hay presencia de algún virus, archivo o programa extraño.

Liberar espacio borrando programas que instalaste hace un montón de años y que jamás volviste a utilizar o archivos almacenados que ya no son necesarios.

Desfragmentar tu disco duro, al borrar un archivo de tu ordenador el espacio en el disco duro se va fragmentando y por tanto degradando. Desfragmentar el disco te permitirá reordenar todo ese espacio para así optimizar el rendimiento del PC.

¿CUÁNDO DEBO FORMATEAR?

Si hay contaminación interna de los archivos en tu ordenador y el antivirus no detecta algún virus o anomalía.

Si ocurrió algún inconveniente que contaminó los archivos de instalación de Windows o el sistema operativo que uses o realizaste una configuración de manera errónea.

Es importante destacar que realizar un formateo del disco es realizado en ordenadores que almacenan mucha información o están en constante modificación debido a que son la herramienta de trabajo del usuario, es decir, es un elemento fundamental en el ámbito profesional, ya sea instalando o desinstalando  programas de empresa o reconociendo múltiples dispositivos de almacenamiento de desconocida procedencia, entre otros. Si usas tu ordenador para realizar algunas tareas, visitar las redes sociales o jugar algún juego, no es necesario el formateo del disco, principalmente porque los problemas que llegue a presentar podrán solucionarse de formas más prácticas, sencillas e igualmente rápidas, sin la necesidad de restaurar tu PC desde cero.

Incluso teniendo en cuenta que convertir tu ordenador en tu herramienta de trabajo puede deteriorar rápidamente a tu ordenador, no suele ser necesario formatear el ordenador más allá de una o dos veces al año. Como usuarios, algunos más descuidados que otros, debemos facilitar el trabajo de nuestros equipos para así aumentar la vida útil de los mismos y, principalmente, para ahorrarnos un montón de dinero que podemos gastar en reparaciones.

Muchos inconvenientes pueden evitarse si se recurre a la instalación de programas de mantenimiento que se encargará de borrar todos los archivos basura que ocupan espacio en nuestro disco duro y también el borrado absoluto de esos programas que jamás volvimos a utilizar, y por supuesto, estando consciente de la procedencia de los archivos que descargamos, las páginas que visitamos y los dispositivos que vinculamos a nuestro ordenador.

Llama ahora