¿Necesitas un ordenador de sobremesa o un portátil?

¿Necesitas un ordenador de sobremesa o un portátil?

Sobremesa o portatil

Sobremesa o portatil

Hoy en día parece que la tendencia nos lleva a tener un portátil en casa o en la oficina y dejar atrás el clásico ordenador de sobremesa por obsoleto. La razón puede estar en la comodidad de manejo, el no tener tantos cables en la habitación y el poder llevar fácilmente a cualquier parte un equipo portátil. Pero, ¿me conviene más tener un ordenador portátil o uno de sobremesa?

Ordenador de sobremesa vs Portátil

Hay quien no se la juega y dispone de ambos equipos. El ordenador de sobremesa para las tareas más exigentes y el portátil para las situaciones más básicas y de movilidad. Lo cierto es que en la actualidad se pueden encontrar ordenadores portátiles muy económicos que nos pueden venir muy bien para situarnos en esta posición. Al menos, es una mejor opción que si nos planteamos comprar un portátil de nivel avanzado y mucho más caro.

Desde siempre, la gran ventaja de los ordenadores de sobremesa frente a los portátiles ha sido su diseño modular. ¿Qué quiere decir esto? Prácticamente, cualquier componente de estos equipos puede ser reemplazado en caso de avería. Si falla la torre, solo tienes que repararla o ir a por otra. Lo mismo sucede con el monitor o la pantalla. En el caso del portátil, no resultaría tan sencillo.

Sin embargo, también es cierto que las ventajas de movilidad que nos ofrecen los portátiles de hoy en día son muy elevadas. Disponemos de 2 en 1, convertibles, laptops, notebooks, Chromebooks, etc. Sea cual sea la necesidad que tengas, es muy probable que encuentres un equipo a tu medida. Especialmente si lo necesitas para trabajar fuera de casa. Es, sin duda, mucha mejor alternativa que un ordenador de torre.

Precisamente, si vamos a utilizar el ordenador para trabajar hay que analizar previamente la potencia y las funcionalidades que necesitamos. Hay equipos portátiles que disponen del suficiente software como para dar rienda a los trabajos más exigentes. Tal vez se vayan un poco de presupuesto, por lo que en ese caso habría que estudiar precios y demás.

Ventajas y desventajas de los ordenadores de sobremesa y portátiles

En resumidas cuentas, podemos hacer un pequeño resumen de las ventajas y desventajas de los ordenadores de sobremesa y portátiles para decantarnos mejor por uno u otro.

Ordenadores de sobremesa

  • Se pueden encontrar perfectamente equipos baratos de segunda mano para las labores menos exigentes
  • Rendimiento mayor que el de un portátil
  • Se pueden personalizar dotándolos de una mejor tarjeta gráfica, más memoria, etc.
  • Los componentes se pueden reutilizar si se compra otro ordenador
  • Disponen de mayor vida útil y se reparan más fácilmente que los portátiles
  • Ocupan más espacio que un portátil, tienen más cables y no se pueden mover del sitio

Portátiles

  • Los portátiles más económicos son de segunda mano o muy básicos
  • No es la mejor opción si se desea obtener un alto rendimiento
  • Los componentes no se pueden reutilizar y el mantenimiento y las reparaciones son más costosas
  • Ocupa muy poco espacio y se puede llevar a cualquier parte
  • Disponen de mejor conexión inalámbrica que los ordenadores de sobremesa

A la vista de estas ventajas y desventajas, la función para lo que quieras tu equipo será primordial para decidirse. Si quieres un ordenador potente y no tienes problemas de espacio y movilidad, lo mejor es sin duda el de sobremesa. Por el contrario, si tu prioridad es disponer de una buena conexión y necesitas moverte con el dispositivo, lo ideal sería un portátil.