4 sencillos pasos para instalar una red WiFi en tu hogar

4 sencillos pasos para instalar una red WiFi en tu hogar

El internet se ha vuelto una herramienta indispensable en la vida de todos, es por ello que a muchas de las personas que conocemos se les hace una completa locura el no tener internet en su preciado smartphone o en el ordenador de su hogar. Cada vez es más común ver familias pagando por un servicio de internet estable; y debido a esto, otra variable se ha incluido en esta ecuación: la red WiFi.

Cómo instalar una red WiFi en tu hogar

La red inalámbrica, mejor conocida como red WiFi, es el mejor amigo de esta nueva generación digital, de los más jóvenes. A partir de aquí, tener un ordenador en casa con internet no es suficiente, se requiere de una conexión inalámbrica para que todos los dispositivos del hogar puedan conectarse y navegar por la red.

Sabiendo esto, es importante destacar que además de dispositivos, muchos otros equipos han incluido esta modalidad de conexión a una red WiFi para funcionar de una forma mucho más dinámica y sencilla; desde televisores, equipos de sonido hasta refrigeradores, muchos de estos equipos se han modernizado para actualizarse a este nuevo consumidor.

Ya sabemos que quieres una red WiFi en tu hogar, ¿quién no lo querría? Pero si eres un principiante en este mundo tecnológico y no tienes ni idea de cómo empezar, hoy te ayudaremos a instalar una red WiFi en tu hogar, tan solo debes seguir los siguientes pasos:

PASO 1: CONECTAR LA SALIDA DEL CABLE AL MÓDEM

Antes de llegar a este paso ya debes de tener un contrato de internet de pago, un módem y un router inalámbrico. Posterior a esto, se procede a conectar el cable que viene frecuentemente con el módem en la salida de cable que es posible encontrar en algunas partes de la casa.

PASO 2: CONEXIÓN ENTRE EL ROUTER Y EL MÓDEM

Una vez que el módem se ha conectado a la salida de cable, el mismo dispondrá de conexión a internet y es allí cuando debe hacerse la conexión entre el módem y el router.

Se utiliza un cable ethernet, el cual es conectado por la parte de atrás del módem a un puerto del router ubicado en la parte trasera del mismo, usualmente este tiene se encuentra identificado como WiFi no como WLAN.

PASO 3: CONECTAR MÓDEM Y ROUTER A FUENTE

Luego de conectar ambos equipos entre sí, deben conectarse a una fuente de alimentación para proceder a encenderse.

Cuando ambos equipos se encienden pasan a iluminar los distintos apartados que se encuentran identificados. Cuando funcionan correctamente, lo usual es que todas las luces de ambos equipos parpadeen y se mantengan así, para mayor información de cómo deberían funcionar ambos equipos lo más recomendable es verificar los manuales de los mismos.

PASO 4: CONFIGURAR ROUTER

Ahora es momento de configurar la red inalámbrica a la que todos nuestros dispositivos se van a conectar. Para ello debes ubicar el SSID (o nombre de usuario) y la clave de seguridad del router que compraste. Estos son datos que trae el equipo por defecto, con la finalidad de que el usuario acceda a la configuración del mismo y pueda modificarlo de acuerdo a su preferencia.

El SSID y la clave de seguridad vienen en el manual del router adquirido, de igual forma, como internet tiene todas las respuestas, solo basta con tipear el modelo del router comprado y te aparecerán estos datos.

Llama ahora