Los 7 fallos más comunes reparando ordenadores a domicilio.

Los 7 fallos más comunes reparando ordenadores a domicilio.

averias-domicilioEn el día a día de las reparaciones de equipos a domicilio, hay casos que se repiten con más frecuencia que otros, eso nos permite elaborar una estadística para mirar primero aquello que resulte más probable y ahorrar tiempo tanto a nosotros como al cliente. En el artículo de hoy hemos querido elaborar una lista con las siete reparaciones más frecuentes. Esperamos que también pueda servirles de “pista” para saber qué es lo que le puede estar pasando a su ordenador.

 

Publicidad no deseada y mal funcionamiento del pc e internet

Podemos considerar esta avería como la más frecuente. Está producida por malware que se cuela normalmente via internet infectando archivos del ordenador y especialmente los navegadores. En muchos casos navegar por internet se hace imposible por la cantidad de publicidad no deseada. En la mayoría de los casos se puede conseguir restablecer un comportamiento normal desinstalando programas y utilizando antitroyanos que sean efectivos para cada caso concreto. En casos más graves, en los que el malware haya realizado ya ciertos daños, puede ser más recomendable la reinstalación completa del sistema operativo.

 

Calentamiento del ordenador: reinicios, comportamiento errático, no enciende.

El calentamiento del ordenador suele producirse por la acumulación de polvo en el interior del equipo. El polvo obstruye los ventiladores internos, y el disipador situado encima del procesador. Esto hace que el equipo se reinicie solo, presente comportamientos erráticos o directamente no encienda.

Tanto si hablamos de un equipo de sobremesa como de un portátil, la solución pasar por realizar una limpieza interna y aplicar pasta térmica en el procesador.

Es un caso especialmente frecuente en verano y zonas más calurosas. En Sevilla por ejemplo, los casos se disparan e verano. También se presenta con más frecuencia en equipos que está situados en zonas cercanas al suelo.

 

Ordenador lento: malware

Un ordenador lento puede tener multitud de causas. De ellas las dos más frecuentes son las mencionadas más arriba, es decir por malware o por calentamiento del ordenador. En otras ocasiones, sin embargo este comportamiento viene propiciado por otros motivos, como un driver o una actualización mal instalada o un programa que presente un mal funcionamiento o incompatibilidad. También es relativamente frecuente que puedan presentarse incompatibilidades entre el antivirus y determinados programas.

A veces averiguar la causa puede convertirse en una auténtica tarea de detectives. Sin embargo una de las claves está en preguntarnos sobre las últimas acciones que hemos hecho al ordenador, si hemos instalado algún hardware o software nuevo o si hemos activado la actualización de algún programa concreto.

 

 El ordenador no enciende: fallo en la fuente de alimentación

 A veces un ordenador no enciende en absoluto. Es decir, que al presionar el botón de encendido no se produce la activación de los discos duros o el POST de inicio. Exactamente igual que si estuviera desenchufado. En estos casos lo más frecuente es que la avería proceda de la fuente de alimentación. Digamos que es la avería “menos mala”. Otras causas pueden ser por ejemplo, un fallo en placa base o en el procesador, averías mucho más graves, pero también hasta cierto punto menos frecuentes.

 

 No puedo acceder a Internet: Router o malware

 La primera medida debería ser comprobar si esta incidencia se está dando solo en nuestro ordenador o si afecta a otros dispositivos (esto se puede comprobar por ejemplo viendo si tenemos Internet en nuestro móvil). Cuando el fallo afecta a varios dispositivos hay que centrarse en el router, en caso contrario, lo más probable es que

se deba a la presencia de malware por lo que se hace necesaria una limpieza de los archivos infectados.

 

 No se ve nada en la pantalla: Tarjeta gráfica estropeada

Si no se ve nada en pantalla, pero el ordenador enciende (es decir se ven encendidas las luces de disco duro, interruptor y “suena” el encendido del ordenador) entonces el fallo más común es la tarjeta gráfica, si bien también es relativamente frecuente que sea del monitor. La resolución de la avería consiste en la sustitución de la citada tarjeta por otra nueva o en buenas condiciones que sea compatible con las prestaciones de la placa base. Cuando el ordenador es antiguo puede ser más difícil encontrar tarjetas gráficas compatibles con la placa base y en particular con los slots de la gráfica.

 

  Se me han perdido datos: Recuperación de datos.

Con la proliferación de los dispositivos digitales, el almacenamiento de información se ha disparado. Hoy almacenamos cientos o miles de fotos, así como otros muchos documentos procedentes de nuestras cámaras, digitales, teléfonos móviles y otros muchos dispositivos.  Es por eso que una de las incidencias más frecuentes que nos encontramos es la de la pérdida de datos.

En cuanto a poca fiabilidad de almacenamiento creemos que son los pendrives los primeros de la lista. Recomendamos que no utilicéis pendrives como dispositivo de copia de seguridad, sino más bien como herramienta para llevar los datos de un sitio a otro. Recomendamos también encarecidamente hacer copias de seguridad de los discos duros. Al menos de los contenidos que consideréis más importantes.

En los casos en los que esta avería se presenta existen diversas herramientas de recuperación de datos que podemos aplicar. No obstante no puede garantizarse la recuperación de los datos en todos los casos. Aproximadamente en un 70% de los casos logramos realizar una recuperación satisfactoria. Para el 30% restante puede acudirse a casas más especializadas en recuperación de datos. El inconveniente es que los precios se disparan en estos casos.

Los 7 fallos más comunes reparando ordenadores a domicilio. el 14 diciembre, 2015 rated 4.3 of 5